Gastos de Envío +0,99€ - GRATIS en pedidos superiores a 30€ - Recíbelo en 24-48h | ☎️ 621 24 08 05

Epilepsia en perros, todo lo que necesitas saber y ¿Cómo tratarla?

0 comentarios

Si tu perrete ha sufrido un ataque epiléptico es normal que te preocupes y preguntes qué puedes hacer para ayudarte. Los ataques epilépticos en perros pueden darse por numerosas causas y tener diferentes niveles de gravedad pero, independientemente de la frecuencia y las razones por las que se produzcan, ver a nuestra mascota sufrir un ataque epiléptico nos produce una gran angustia y preocupación; especialmente porque lo más normal es no saber cómo actuar y cómo va a afectar la epilepsia a su salud y bienestar.

Lamentablemente, a día de hoy no existe una cura para todos los casos de epilepsia en perros y en muchos casos el perrete que sufre epilepsia la tendrá durante toda su vida. Sin embargo, sí que hay muchas formas de actuar para paliar sus síntomas y la frecuencia con la que suceden los ataques para  que el perrete pueda llevar una vida lo más normal y feliz posible. 

Epilepsia en Perros, como tratarla y en que consiste

El seguimiento veterinario es fundamental, además de llevar una buena alimentación que le aporte al peludito todas las vitaminas y nutrientes que necesita para cuidar su salud neuronal. La suplementación puede ser un apoyo fundamental si tu perrete sufre epilepsia, en Kun-Kay contamos con diferentes suplementos naturales especialmente formulados para ayudarte a cuidar la salud neuronal de tu peludo, para paliar los síntomas y prevenir las causas que pueden desencadenar ataques epilépticos en perros.

Además de seguir todas las recomendaciones veterinarias y cuidar la alimentación de tu mascota, estar informado sobre la enfermedad de tu peludo, cómo tienes que actuar si tu perro sufre un ataque epileptico y qué puedes hacer para ayudarle es fundamental. Por eso, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre la epilepsia en perros y por qué nuestros suplementos y vitaminas para perros pueden ayudarte a cuidar la salud de tu mascota.

1. ¿Qué son los ataques epilépticos en perros? Síntomas y tipos

Lo primero que tienes que saber sobre la epilepsia en perros es que esta puede ser idiopática o adquirida mientras que los ataques convulsivos en perros pueden darse de forma parcial o generalizada. Más adelante veremos en qué consisten estos términos pero antes vamos a enseñarte cómo reconocer los síntomas de un ataque:

  1. Nerviosismo repentino.
  2. Ansiedad e inquietud.
  3. Exceso de salivación o movimientos en la mandíbula que recuerdan a la masticación
  4. Vómitos.
  5. Alucinaciones (mueve la cola o ladra de forma repentina).
  6. Pérdida de conciencia o caídas.
  7. Micción o defecación involuntaria.

Una vez que conoces los síntomas previos a un ataque epileptico es importante que también aprendas a diferenciar sus fases. Todas las crisis epilépticas se dividen en cuatro etapas:

  1. Pródromo: Es la fase previa a la crisis, puede darse horas o incluso días antes del ataque. El perro se mostrará inquieto y puede que notes que busca un mayor apego por su ansiedad.
  2. Aura: Se aprecian cambios en su comportamiento, puede darse un aumento de agresividad, ansiedad o miedo en función de su carácter.
  3. Periodo ictal: Cuando se produce el ataque convulsivo en sí.
  4. Periodo posictal: Fase en la que comienza a volver a la normalidad.

1. Ataques convulsivos parciales

En este caso se activa solo una parte o hemisferio cerebral o una región específica del cerebro y afecta a cualquier parte del cuerpo del animal. Se dividen a su vez en tres tipos:

  1. Ataques focales motores: Convulsiones en un músculo o grupo de músculos.
  2. Ataques focales sensoriales: Afectan al sistema límbico y provocan rabia, agresividad sin provocación, alucinaciones y comportamientos erráticos.
  3. Ataques focales autonómicos: Son más raros y provocan síntomas como vómitos, r¡diarreas, babeo o problemas para tragar. ¿Quieres saber más sobre la gastroenteritis en perros?

2. Ataques convulsivos generalizados

Son los que afectan a los dos hemisferios cerebrales a la vez y normalmente hacen que el animal pierda la consciencia. También tiene manifestaciones motoras y puede darse de diferentes formas e incluso como una combinación de varias:

  1. Tónicas: Se produce una construcción muscular aumentada y mantenida en el tiempo. Generalmente el perro se queda tumbado durante esta fase.
  2. Mioclónicas: Se dan contracciones involuntarias de músculos o grupos de músculos.
  3. Clónicas: Es una versión aumentada de la fase mioclónica que se prolonga en el tiempo.
  4. Atónicas: Pérdida súbita del tono muscular durante varios segundos.

3. Epilepsia idiopática en perros

La epilepsia idiopática hace referencia a todas aquellas situaciones en las que el veterinario no es capaz de detectar la causa que provoca este problema. Aunque todavía puede afirmarse a ciencia cierta se cree que sucede cuando existe un desequilibrio entre determinadas sustancias encargadas de transmitir los impulsos eléctricos en el cerebro.

En estos casos suele haber una predisposición genética, generalmente ligada a la raza del perro (los teckel, los pastores alemanes o los beagle tienen una mayor predisposición a sufrir este problema, por ejemplo)

4. Epilepsia adquirida en perros

En este caso estamos ante todos los casos de epilepsia en perros en los que sí se conoce la causa. Aunque más adelante veremos más detenidamente las causas, la epilepsia adquirida puede darse principalmente por daños en el sistema nervioso o en el hígado, daños producidos en el cerebro por una patología o un accidente.

2. ¿Por qué se producen los ataques epilépticos en perros? - Causas

Como hemos visto en el punto anterior hay dos tipos de epilepsia en perros, la idiopática y la adquirida o sintomática.

En el caso de la epilepsia idiopática las causas no están determinadas; lo único que puede señalarse es que hay razas con una mayor predisposición a sufrirla y que esta puede manifestarse en cualquier momento de su vida, generalmente la primera crisis se da cuando el perrete tiene entre uno y cinco años.

Por otro lado, la epilepsia adquirida es la que sí aparece por una causa concreta. Principalmente, estas son las causas que pueden dar origen a este tipo de epilepsia en perros:

  1. Traumatismos, generalmente tras un golpe o caída.
  2. Infecciones bacterianas, virales, etc.
  3. Tumores en el cerebro..
  4. Deterioro a consecuencia de la edad en perretes senior.

También es importante tener en cuenta que hay perretes que pueden sufrir ataques epilépticos sin tener epilepsia. Hay otras enfermedades y dolencias que pueden provocar ataques epilépticos en perros como intoxicaciones, accidentes cardiovasculares, bajadas de azúcar, malformaciones congénitas, meningitis o enfermedades metabólicas.

La prevención es fundamental y para evitar la aparición de epilepsia en tu perrete debido a una infección viral o bacteriana es importante cuidar su sistema inmunológico. Para ello, nosotros te recomendamos utilizar Immunokun, un suplemento que puedes incluir en su dieta diaria para reforzar su sistema inmune.

También es importante tener en cuenta que independientemente del origen de esta dolencia, hay factores que aumentan el riesgo de padecer un ataque. 

El estrés y la ansiedad, por ejemplo, son dos de los factores que más aumentan el número de ataques epilépticos en perros. Por eso, es muy recomendable que si tu perrete tiene epilepsia hagas todo lo posible por evitar momentos estresantes. Como apoyo también puedes utilizar suplementos naturales como Mindkun. Mindkun ha sido especialmente formulado como un suplemento antiestrés y ansiedad, favoreciendo una sensación de calma y bienestar para tu perrete.

3. ¿Qué hacer frente a un ataque epiléptico de mi perrete?

Lo más importante si tu perrete está sufriendo un ataque epiléptico es mantener la calma. Te contamos además algunas claves para hacer que este momento sea lo menos traumático posible para tu compañero peludo y consejos para evitar que se haga daño:

  1. Si puedes, retira todos los objetos que estén alrededor con los que se pueda lastimar o llévale con cuidado a un zona en la que no pueda hacerse daño.
  2. No toques a tu perrete inmediatamente después de que las convulsiones parezcan haber acabado para evitar inducir una nueva serie de ataques.
  3. No saques su lengua de su boca y tampoco introduzcas nada entre su dentadura, podría hacerse daño.
  4. Inmediatamente después de que haya acabado el ataque llévale al veterinario.
  5. En el caso excepcional de que el ataque esté durando más de cinco minutos lleva a tu peludo inmediatamente al veterinario de urgencia. Un ataque que se prolongue más de siete minutos supone un riesgo mortal para tu perrete, necesitará asistencia veterinaria de inmediato.

4. ¿Cuál es la esperanza de vida con ataques epilépticos?

Un perrete con epilepsia puede llegar a disfrutar del mismo tiempo de vida que uno que no sufra esta enfermedad. Todo depende del origen de su problema, del control periódico veterinario, de los factores externos que puedan afectar a su condición y de su estado de salud general. Habitualmente, los perros con epilepsia tienen una esperanza de vida de entre cinco y diez años.

También hay que tener en cuenta que además del peligro que suponen los ataques epilépticos en sí, tu perrete también corre el riesgo de hacerse daño durante uno de sus crisis. Por ejemplo, si se golpea durante sus convulsiones. Para paliar los dolores y/o la inflamación producida por un golpe puedes utilizar Superorangekun, nuestro suplemento de cabecera para reducir las molestias y el dolor de tu mascota.

5. Tratamiento recomendado para paliar o disminuir los ataques epilépticos

El tratamiento para la epilepsia en perros dependerá del tipo de dolencia que sufra tu compañero peludo y siempre tiene que ser recomendado por un veterinario. 

En líneas generales, cuando se está ante una epilepsia idiopática se recurre a un tratamiento de por vida con barbitúricos o anticonvulsivos. Por otro lado, cuando la epilepsia es sintomática no existe un tratamiento generalizado ya que dependerá del origen del problema. Por ejemplo, si la epilepsia ha aparecido por una infección se utilizarán antibióticos pero para los traumatismos o tumores pueden usarse medidas quirúrgicas.

Más allá del tratamiento empleado por el veterinario sí que pueden tomarse diferentes medidas para paliar o disminuir los ataques epilépticos. Evitar situaciones estresantes, por ejemplo, es fundamental para que no se produzcan crisis. Del mismo modo, un cambio de dieta es primordial. 

Cualquier perro necesita llevar una dieta sana y equilibrada que le aporte todo lo que necesita para llevar una vida sana y feliz. En el caso de los perros con cualquier tipo de dolencia este aspecto es todavía más importante. Por eso, los suplementos para perros son una de las mejores alternativas para proporcionarle a tu mascota ese extra que necesita para mantenerse sano y, lo más importante, para que podáis disfrutar juntos el mayor número de años posible.

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación
You have successfully subscribed!
This email has been registered