Gastos de Envío +0,99€ - GRATIS en pedidos superiores a 30€ - Recíbelo en 24-48h | ☎️ 621 24 08 05

Fisiopatología de la dermatitis atópica en perros

0 comentarios

La dermatitis atópica es la principal causa de prurito crónico en perro y gato. Se trata de una enfermedad compleja y multifactorial que involucra interacciones entre la estructura de la piel, el sistema inmune y las influencias ambientales.

La osteoartritis es una de las enfermedades muscoloesqueléticas de carácter crónico más comunes y es causa de cojera y discapacidad en perros (Colitti et al., 2012).

Se trata de una enfermedad compleja y multifactorial que involucra interacciones entre la estructura de la piel, el sistema inmune y las influencias ambientales (Bensignor, Morgan, and Nuttall 2008). Por un lado, los animales padecen una predisposición hereditaria a desarrollar reacciones de hipersensibilidad inmediata, mediada por anticuerpos IgE contra alérgenos ambientales (Olivry and Hill 2001)(Fidalgo Álvarez et al. 2007). Por el otro, los animales padecen una alteración de la función aislante de la epidermis, de origen genético o adquirido, basada en la mutación de una proteína, la filagrina, uno de los componentes esenciales que constituye la barrera epidérmica y cambios en la organización de los lípidos del estrato córneo (Carlott 2005). La disfunción de la barrera cutánea sería la responsable de un incremento en la penetración de alérgenos vía percutánea y también de un incremento en la pérdida de agua transepidérmica. 

El cuadro clínico observado es consecuencia de una reacción de hipersensibilidad de tipo I en cuya primera fase tiene lugar la formación de inmunoglobulinas IgE a alérgenos específicas y la sensibilización de mastocitos, de tal forma que en el segundo contacto con los alérgenos y en los sucesivos, las células sensibilizadas degranulan sustancias vasoactivas como la histamina, las prostaglandinas y los leucotrienos que desencadenan un proceso inflamatorio pruriginoso (Brazís et al. 1998).

Lo más característico es el eritema en el área facial (hocico, región periocular, pabellón auricular y canal auditivo externo), zona distal de las patas anteriores y posteriores (zonas de flexión de las extremidades y espacios interdigitales), áreas inguinales, axilares, perianales y abdominales, generalmente sin otro tipo de lesiones (Fidalgo Álvarez et al. 2007). 

Las infecciones secundarias (bacterianas o por Malassezia) y el rascado tienen un papel fundamental, pues ayudan a mantener activa la respuesta inflamatoria. La cronificación del prurito acaba causando liquenificación, hiperpigmentación y hipotricosis en las zonas más afectadas (Hand et al. 2010). Descubre nuestro post sobre Suplementos y vitaminas para perros.

Figura 1. Fisiopatología de la dermatitis atópica.

El nutracéutico Dermakun de la línea Skin Recovery trata la dermatitis atópica, reduce el picor asociado y contrarresta sus efectos secundarios mediante la mejora de la función de la barrera cutánea, la disminución de la respuesta inflamatoria alérgica y el apoyo de la cicatrización cutánea.

 

REFERENCIAS

Bensignor, E.;, Morgan D.M.; Nuttall, T., 2008. Efficacy of an essential fatty acid-enriched diet in managing canine atopic dermatitis: A randomized, single-blinded, cross-over study. Veterinary Dermatology, 19, 156–162.

Brazís, P.; Queralt, M.; De Mora, F.; Ferrer, Ll.; Puigdemont, A., 1998. Comparative study of histamine release from skin mast cells dispersed from atopic, ascaris-sensitive and healthy dogs. Veterinary Immunology and Immunopathology, 66, 43–51.

Carlott, D.N., 2005. Dermatitis atópica canina: Nuevos conceptos. Clínica Veterinaria de Pequeños Animales, 25, 43–47.

Fidalgo Álvarez, L.E.; Rejas López, J.; Ruiz de Gopegui Fernández, R.; Ramos Antón, J.J., 2007. Patología médica veterinaria (Universidad de León, Ed.) 1st edn.

Hand, M.; Thatcher, C.; Remillard, R.; Roudebush, P.; Novotny, B., 2010: Small animal clinical nutrition. (Mark Morris Institute, Ed.) 5th edn.

Olivry, T.; Hill, P.B., 2001. The ACVD task force on canine atopic dermatitis (IX): The controversy surrounding the route of allergen challenge in canine atopic dermatitis. Veterinary Immunology and Immunopathology, 81, 219–225.

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación
You have successfully subscribed!
This email has been registered