¡Todos los envío GRATIS! - Entregas en 24-48 h | ☎️ 621 24 08 05

Guía de alimentos que pueden comer los gatos (y los que no)

0 comentarios

Si compartes tu vida con un gatete seguro que te interesa saber cuáles son los alimentos que pueden comer los gatos y, todavía más importante, ¡cuáles no!

Cualquiera que tenga un gato sabe que pueden ser muy zalameros y persuasivos, especialmente si hay algo que les llame la atención de por medio. Muchas veces mientras cocinamos o cuando estamos comiendo nos encontramos con unos ojos como platos y un “miau” suplicante que nos pide probar un poquito. ¿Te ha pasado? Seguro que sí y como es lógico te habrás preguntado: ¿Puedo darle este alimento a mi gato?

Como ya sabrás, no toda la comida apta para humanos lo es para nuestros compañeros de cuatro patas pero eso no quiere decir que deba alimentarse en exclusiva a base de un triste pienso. Por eso, desde Kun-Kay, además de ofrecerte los mejores complementos naturales para cuidar la salud de tu mascota, también te hemos preparado una guía con los alimentos que pueden comer los gatos y los que no.

Alimentos que pueden comer los gatos

Por cierto, si te interesa saber qué necesita tu gatete para crecer grande, sano y fuerte, no te pierdas nuestro artículo sobre vitaminas para gatos en el que te contamos qué problemas pueden ocasionar los déficits de diferentes vitaminas y la suplementación más recomendada en cada ocasión.

 ¡Vamos con nuestra guía de alimentos que pueden comer los gatos!

1. Pescados y mariscos que pueden comer los gatos

El pescado es todo un manjar para los gatetes y además, siempre que esté cocinado, es muy beneficioso para su salud. El mejor para ellos es el pescado blanco pero también pueden comer atún o trucha, ¡su sabor les vuelve locos!

¿Una recomendación? Evita los productos enlatados, normalmente suelen tener demasiada sal y abusar de ellos puede ser perjudicial para su salud.

 El marisco, por otro lado, no está recomendado; por su alto contenido en proteínas, puede resultar indigesto para los gatos. Además, su consumo puede aumentar el riesgo de que el felino contraiga parásitos intestinales.

2. Lácteos y sus derivados para gatos

A pesar de que en los dibujos animados, el cine y la televisión habrás podido ver muchas veces a gatos bebiendo alegremente un cuenco de leche, los felinos son intolerantes a la lactosa.

 Incluso si es un cachorrito, no deberías darle leche a tu gato. La leche de vaca tiene una mayor concentración de azúcar y grasas que la de gata y puede provocar diarrea en gatos.

 Lo mismo sucede con el queso, tiene una gran cantidad de grasa que puede provocar un trastorno digestivo a tu gato. Aunque es cierto que su sabor les encanta, por eso habrás visto un montón de productos y premios para gatos que imitan su sabor. ¡Mucho cuidado con dejar queso a la vista si tienes un gatete en casa!

 La única excepción es el yogurt, siempre que sea natural y sin azúcar o edulcorantes. Por supuesto, debe administrarse en pequeñas cantidades.

3. ¿Pueden comer huevos o sus derivados?

Sí, los gatos pueden comer huevos en pequeñas cantidades y siempre es mejor que se los ofrezcas cocidos para asegurarte de que están libres de bacterias.

 Los huevos no solo son todo un manjar para los gatos, también les aportan una gran cantidad de nutrientes fáciles de asimilar por su organismo y vitaminas A, B, D y E. Les ayudan a reforzar su salud cardiovascular y cutánea y cuidan la salud de sus articulaciones y huesos por su poder antioxidante.

4. Verduras y hortalizas

Hay algunas verduras y hortalizas que son aptas para gatos como las zanahorias, las acelgas, las remolachas y los calabacines aunque no suelen disfrutar mucho con su sabor. Generalmente los gatetes solo recurren a lo verde cuando quieren purgarse.

 Es importante tener en cuenta que hay algunas verduras y hortalizas que no son buenas para los gatetes como la patata y el tomate.

5. Alimentos cárnicos y el gato

La carne de pollo, pavo y vaca les aportará una gran cantidad de nutrientes y proteínas a tu gato. La de cerdo, por otro lado, es mejor evitarla por su alto contenido en grasas. En cualquier caso, es mejor ofrecérsela cocinada para eliminar la presencia de posibles bacterias.

La casquería también es muy beneficiosa para los gatetes, especialmente el hígado por su gran aporte de hierro.

En el caso de los embutidos depende de la cantidad de grasas y sal. El jamón cocido y la pechuga de pavo embutida son una buena opción si buscas un aporte de proteínas que además de que les encanta. Otros embutidos como el chorizo, por ejemplo, no son recomendables por resultar excesivamente calóricos y por la alta cantidad de sal.

6. Cereales para gatos

Los cereales como el maíz, el arroz, la cebada o el trigo tienen propiedades muy beneficiosos para los gatetes. ¿Te has dado cuenta de que son un ingrediente básico en la mayoría de piensos? Eso es porque son una de las mejores formas de incluir un aporte de energía duradero y, además, son una gran fuente de fibra que les ayuda a mantener una buena salud digestiva.

7. Alimentos prohibidos para gatos

Además de conocer cuáles son los alimentos que pueden comer los gatos también es muy importante saber reconocer aquellos que son perjudiciales para su salud. Estos son algunos de los productos que tu gato no debería consumir bajo ningún concepto:

  1. Café y chocolate: Tanto el café como el chocolate pueden ser mortales para tu gato.  Esto se debe a que tienen unas metilxantinas que son la cafeína y la teobromina, ambas altamente tóxicas para los gatos. Si tu gato come chocolate o café puede intoxicarse y llegar a tener un shock que le produzca la muerte. 
  2. Alimentos con azúcar: El azúcar es muy perjudicial para los gatos porque su metabolismo no está preparado para asimilarlo.
  3. Lácteos y sus derivados: Como hemos visto en puntos anteriores, los gatos son intolerantes a la lactosa y no pueden tomar ni leche ni quesos.
  4. Comida para perros: Por muy buena que sea la comida para perros, no está adaptada a las necesidades de los gatos. Por ejemplo, la comida para perro tiene una mayor cantidad de carbohidratos y la de gato tiene más proteínas y grasas. Además, el pienso para felinos lleva taurina que es un aminoácido obligatorio para los gatos.
  5. Cebollas y ajos: Las cebollas y los ajos también son perjudiciales para su salud, pueden consumirlas en pequeñas cantidades y de manera ocasional (no pasa nada si las comen por accidente) pero su consumo reiterado puede afectar a sus glóbulos rojos y provocar anemia.
  6. Alcohol: Las bebidas alcohólicas son potencialmente mortales para los gatos. En pequeñas dosis afectará a su tracto urinario y en grandes cantidades puede provocarles la muerte.

Alguno de estos alimentos puede provocar en su ingesta fiebre, descubre aquí como saber si tu gato tiene fiebre.

8. La recomendación de Kun-Kay

Una buena alimentación es fundamental para cuidar la salud de tu gatete. Para conseguir una dieta rica y equilibrada que le aporte todo lo que necesita para gozar de una salud de hierro puedes combinar piensos especialmente formulados para él o ella y esos alimentos “para humanos” que además de ser beneficiosos para ellos, también tienen un sabor que le encantan.

Pero, ¡todavía hay más! A veces, hay momentos en los que la mejor alimentación no es suficiente, ya sea porque tu gatito tiene unas necesidades especiales o porque está pasando por un momento en el que necesita un extra para poder volver a disfrutar de la mejor salud. Los suplementos para gatos son el complemento perfecto a la dieta habitual de tu gato y sirven para darle justo ese puntito que necesita. En Kun-Kay elaboramos todos nuestros suplementos con ingredientes 100% naturales que, además de estar enfocados a solucionar problemas concretos, tienen un sabor que les encanta.

Te presentamos algunas de nuestras recomendaciones estrella para mimar a tu felino como se merece:

Enterokun Mild: El suplemento de cabecera para cuidar la salud intestinal de tu gato. Puede utilizarse como un apoyo a su sistema digestivo en general y en situaciones específicas como diarreas leves recurrentes o crónicas, flatulencias o durante la recuperación tras un problema digestivo.

  1. Superyelowkun: También enfocado al bienestar intestinal, está recomendado para gatetes con malestares estomacales e intestinales como náuseas, vómitos, gastritis, estreñimiento, molestias en las glándulas anales o diarreas leves.
  2. Dentalkun: Un básico para cuidar la salud bucodental de tu mascota. Funciona como nuestra pasta dentífrica y sirve para prevenir y combatir las enfermedades de la boca como la gingivitis en gatos. Además, ¡tiene un agradable olor a menta!
  3. Dermakun: Nuestro suplemento estrella para cuidar la piel y el pelo de tu gatete. Está especialmente recomendado durante la época de muda y en cualquier momento para combatir irritaciones y picores y para favorecer la cicatrización de heridas.

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación
You have successfully subscribed!
This email has been registered